Dócima L

POEMA ANTE LA MUERTE

Abraza, Muerte, sin rencor
toda mi vida hacia la Nada,
que ya en el mundo está acabada,
porque en el mundo no hay Amor...
Es la verdad: sólo dolor
recibirá a todo naciente,
que es hijo cada ser viviente
del egoísmo y la malicia,
y hasta el Mesías se desquicia
compadeciéndose impotente.

Y dice, al abrazar la Nada:
"¡Seguid jugando con la espada!".

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XLIX

DÓCIMA DEL OBISPO DE SOLSONA (ESE QUE CORRIGE IRREVERENTEMENTE AL MISMO SANTO PADRE)

No parece muy humano
ese obispo de Solsona,
pues no es de buena persona
ni tampoco de cristiano
unirse a ese soberano
fanatismo y su patraña,
y andar sembrando cizaña
como la sembrara Judas,
mientras grita, por si hay dudas,
a Cataluña y España:

¡Que la sotana me agobia
y es mejor la xenofobia!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XLVIII

DÓCIMA DEL HONORABLE LADRÓN

¿Artur Mas?... Un desatino
que, heredero de Pujol,
rematara a puerta el gol
que le cediera el cretino
que a robar al pueblo vino
y, jefe de la camorra,
se guardara allá en Andorra
el jornal del respetable
pueblo del tal honorable
que nunca irá a la mazmorra...

¡Y mientras la plata arrambla
la paz se muere en la rambla!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XLVII

DÓCIMA DEL GURÚ ILUMINADO QUE RESIDE EN EL NO TIEMPO

Hola, vivo en el No-Tiempo,
y en el tiempo doy por culo,
porque soy un gurú chulo
y porque es mi pasatiempo;
no tengo más contratiempo
que aguantarte a ti, chaval,
efímero y temporal,
que vas directo a la muerte,
¡pero hoy gozas de la suerte
de ver mi luz inmortal!

¡Póstrate ante mí, cretino,
o te cojo y te ilumino!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XLVI

DÓCIMA DE LA JOVEN Y SUFRIDA AMA DE CASA ESPAÑOLA COSIFICADA POR SU CURRANTE ESPOSO HETEROPATRIARCAL QUE LE TOCÓ EN UNA TÓMBOLA

¡Mi novio me cosifica!,
¡es tan rata y es tan malo
que no me da ni un regalo!,
¡ya no quiero ser su chica!
Se larga y nada me explica,
y no me saca en su coche
a pasear por la noche,
ni me da toda la pasta,
pues la mitad no me basta...
¡¿no merece esto un reproche?!

¡Y aquí estoy cosificada
en la cocina amargada!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XLV

DÓCIMA DEL PENSADOR DE RODIN

¡Levanta la cabeza,
Rodín meditabundo,
y mira en lo profundo
del alma la belleza,
y toda tu tristeza
vendrá a quedar en nada,
tu duda disipada,
descorridos los velos
y abrazando los Cielos
se alzará tu mirada!

¡Y enmendarás tu boba
estampa con joroba!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XLIV

DÓCIMA DE LA CARA DE LA VACA

La cara de la vaca
tu pensamiento muestra,
pues la vaca es maestra
que en tu mundo destaca,
el mismo de la traca
o el grotesco atracón
cuya liberación
es la enseñanza cumbre,
con su gran mansedumbre,
de la vaca en cuestión...

(Dejando al corazón
que la razón alumbre).

¡No tendrá mala leche
el que no la despeche!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XLIII

¿LA TIERRA ES PLANA, SELENE?

¿La Tierra es plana, Selene?
¡Tú lo tienes que saber,
que desde allá puedes ver
la forma que el mundo tiene!
Que lo sea le conviene
a la rigidez humana
y a su estéril mente plana
que de vanidad rebosa
y que al ignorarte, Diosa,
nunca ha dado en la diana.

¡Plana es la mente y la Tierra
del que venera la guerra!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XLII

ENCICLOPEDIAS RACISTAS

Enciclopedias racistas,
que se editan en Europa
y que se traga la tropa
con sus bocas y sus vistas,
subrayan lo que en sus listas
es bueno y occidental,
mas la visión oriental,
la del África mistérica,
o de la indígena América,
siempre les parecen mal...

¡Y luego en sus pueblos arios
presumen de libertarios!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XLI

LA SECTA DE LOS VEGANOS

Ella es vegana, vegana
que sufre por los gatitos;
¡de esos niños chiquititos
que mata la mano humana
no se siente tan cercana!
Pues no los tiene en su lista
esta sabia animalista,
que aunque su rabia sea el hambre
que no ha saciado el fiambre
no es una humana humanista.

Y cuando a vegano llegas,
¡la carne queda en Las Vegas!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XL

LA DUDA DE BUDA

Adán estaba desnudo
adentro del Paraíso,
porque Dios así lo quiso...
¿Y Adán lo quiso?... ¡Lo dudo!
Porque aunque quererlo pudo,
lo pudo el quererlo o no,
y es por eso que dudó,
y cualquier duda que acuda
será la duda de Buda
por más que lo dude yo.

¡Y todo el que no lo dude,
pues que coja y se desnude!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXXIX

¡YA ESTÁ AQUÍ LA DÓCIMA!

¡Ya está aquí la dócima!,
dicen, y son muchas,
mas este que escuchas
fue el que halló la pócima...
¡Ya está aquí la dócima!,
exclama el merengue
del numen blandengue...
Pero en buena lid
dejen del Madrid
que en esta me vengue:

¡Tu dócima pésima
no es más que mi enésima!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXXVIII

EL ORIGEN DEL MAL

Guerra es mente y corazón
en conflicto permanente,
guerra es corazón y mente
en febril separación.
Guerra sólo es negación
de tu plena integridad,
ignorar que la verdad,
como en boca ponen sus
discípulos de Jesús,
te ofrenda la libertad.

Mente y corazón en guerra
son todo el mal en la Tierra.

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXXVII

LA INMACULADA SIN CESIÓN

Sin mácula y sin cesión
al pecado original
de dar a un ardid mental
motriz y delegación,
íntegro su corazón
en cada madre comparte,
y eso es luz y eso es crearte
y hacer de sí misma dos,
¡que ella es por entero Dios
y Dios el único arte!

¡Y ajena es su Paz Divina
a dogma, credo o doctrina!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXXVI

¡EL DE LA PORRA, QUE CORRA!

El de la porra, que corra
detrás de los que delinquen,
se persigan y se trinquen
y vayan a la mazmorra,
y de esa forma se ahorra
la bondad del corazón,
porque no dan ese don
con el que Dios les dotara,
el error no se repara
y otra vez triunfa el Cabrón.

¡Y el que el triunfo opuesto tema
se adapta bien al Sistema!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXXV

¡FIN DEL MUNDO!

Que no se termina el mundo,
que el mundo ya terminó,
y terminado empezó
otro mucho más fecundo,
más abierto, más profundo,
mas sencillo, más complejo,
que la ingenuidad del viejo
no ha dejado participio,
que es auténtico el principio
y magnífico el festejo.

¡Que el mundo sólo termina
la mente que lo imagina!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXXIV

LA VERDAD OS HARÁ LIBRES

Querido Jesús María:
lo mejor será que abraces
la Verdad, que si lo haces
te llenarás de alegría;
el amor, la poesía,
la dicha, la libertad
van siempre con la verdad,
y no por añadidura,
porque son la esencia pura
de toda Divinidad.

¡Que aquel que en la Verdad vibre,
dice Jesús, se hace libre!

Jesús María Bustelo Acevedo

DÓCIMA XXXIII

¡VUELVEN LAS FIESTAS TÍPICAS!

Van a vestir de Arlequín
al Día de Andalucía,
o eso dice la alcaldía,
que quiere cambiar su fin
al gusto del Kichitín...
Yo no me sumo al complot,
¡por la gloria de Pierrot!,
que al final de tanta broma
lo vestirán de Sodoma
y yo me iré, como Lot.

¡Que no viene a ser lo mismo
Carnaval y Andalucismo!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXXII

PEREGRINOS DE COLORES

Ya nos trae la Primavera
peregrinos de colores,
que no cargan los rencores
que el pasado nos trajera
y el gentío repartiera,
buscavidas, buscador
de lo que en el interior
es su luz y es su destino...
¡Caminante, no hay camino
y el Camino es el Amor!

¡Ya está a nuestra vera, prima,
la verdad que nos anima!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXXI

DÓCIMA DEL FINO VATE CHIRIGOTERO

¡Te cabe tela en el culo!
¡Esotérico gracejo
que en jubiloso festejo
se dice sin disimulo!
Antaño, en boca de chulo,
y hoy también en quien lo plagia,
aunque no plagie la magia
-según dicen- que se siembra
y no cosecha la hembra
en prosaica verborragia.

¡Que se expresa en la homofobia
el menosprecio a tu novia!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXX

DÓCIMA DE LA VERDAD

Sí, quiéreteme, bonita,
y vive con gratitud,
que es la clave y la virtud
de la alegría infinita...
Es cosa de papafrita
ignorar la dignidad
de la eterna libertad
que concede el Creador,
Aquel que expande el Amor
que libera de verdad.

¡Que el mundo no te calibre
y la Verdad te haga libre!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXIX

¡OLESS LASS COMPARSITASS FISNASS, OSTIASS!

Del Tío de la Tiza
al Tío del Latazo,
como ha llovido un mazo,
la copla ya no hechiza;
antaño, pegadiza,
castiza y gaditana,
mas hoy manda la vana
dicción propia del norte...
¡Da igual, pasan el corte!
¡El nombre ya lo gana!

¡Borrachos doce meses
peregrinando eses!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXVIII

¡OJÚ QUÉ BOCHORNO!

La verga y el puticlú
son las musas del coplero
gracioso y dicharachero
del carnaval andalú.
Al viejo, a la juventú,
al vate de la edad media,
tales diosas les remedia
to los problemas del numen,
mientras sus hembras asumen
entre risas su tragedia.

¡Y se ríen que te cagas
cuando mientan unas bragas!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXVII

LA COMPARSA DE LOS PEREGRINOS

La comparsa de los peregrinos
caminaba para Compostela,
de Santiago siguiendo la estela,
refrescándose entre aguas y vinos,
y al final, infinitos caminos
emergieron sin finalidad
donde el Verbo que da Libertad
se conjuga en las almas gigantes
que convierten a los caminantes
en comparsa de la Eternidad.

¡Es allí donde muere Caronte
y Jesús resucita en su monte!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXVI

DÓCIMA DE LA IGLESIA CATÓLICA APOSTÓLICA ROMÁNICA E IRACÚNDICA

Me voy a apartar del mundo
porque soy un buen cristiano,
pero al ateo marrano
y al diabólico e inmundo
hereje, como al profundo
ignorante cuyo dedo
me apunta desde otro credo,
y a la impúdica fulana
seducida por la vana
carne, diré sin miedo:

¡Os maldigo, crïaturas,
y me largo a las alturas!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXV

EL FILÓSOFO DEL CARNAVAL

¡Filósofo carnavalero!
¡Ya que el mundillo cultural
de la élite intelectual
te marginó por ser un cero
a las izquierdas, fuiste, empero,
filósofo del carnaval!
¡Sabia elección! ¡Dentro del mal,
dentro del bien, fuiste primero
sabio bufón chirigotero
y de comparsa hasta el final!

¡Un comparsista peregrino
que a competir namasque vino!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXIV

UNA DE COMPARSAS

El Carnaval, no te miento,
comienza, pero sin diosas,
y aunque cambien muchas cosas
prosigue el endiosamiento:
¡Que las mujeres hermosas
no se pasen de la raya,
respeten la voz canalla
de libertarios copleros
y luzcan como floreros
figurantes en el Falla!

¡Y obtendrán el primer premio
de comparsas en su gremio!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXIII

¡YO NO SOY UN CABALLERO!

Yo no soy un caballero,
porque no tengo caballo,
¡y ni siquiera un lacayo
que me adule por dinero!
No puedo comprar al clero,
ni tengo un trozo de tierra
por los que mande a la guerra
a mis bufones serviles,
ni tengo correveidiles
que lloren si se me entierra...

¡Triste no ser caballero
y rey de un mundo embustero!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXII

¡NO TE DIVIDAS, TRONCO!

Pablito, toca madera,
que tocarla te irá bien,
y aprovecha ya y también
cuéntale cualquier tontera
populista y sensiblera
que un macho alfa sagaz
valiente y sin antifaz
siempre esgrime, y no te abronco,
porque ya sabemos, tronco,
que de todo eres capaz...

¡Sin embargo, en tu locura
no mezcles a la Natura!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima XXI

EL ANTISMO

Me quiero inventar un ismo
para pasar a la historia...
¿Queda alguno?, ¡haré memoria!
Pues... por ejemplo... ¡el antismo!
En contra de cada ismo,
esa es la fe del antista;
¡to los ismos de la lista
ahora serán de la tonta!,
salvo el que tenga la impronta
de sí mismo y del artista.

¡Con el antismo se paran
to los ismos que separan!

Jesús María Bustelo Acevedo