Dócima LXXXIII

DÓCIMA DE LA PLUMA

A mí me gusta la pluma
de Don Miguel de Cervantes,
que pluma de las de antes
nada resta y todo suma,
pluma que espanta la bruma
del que se aburre o se agobia
porque lo dejó la novia
o no halló la inspiración
y dispara su cañón
preso de la plumofobia.

¡Y es hastío que rezuma
es por faltarle su pluma!

Jesús María Bustelo Aceved

Dócima LXXXII

LA DÓCIMA DEL BIZCOCHO

Llorando como un bizcocho
el coplero se entretiene,
y da igual si tiene un pene
o si en cambio tiene un chocho;
en tiempos de los del Bocho
no había tanto lloriqueo,
victimismo ni cabreo,
porque el jarabe de palo
no era sólo un chiste malo
con que se aspira a un trofeo:

¡Era el mal habitüal
de un país dictatorial!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima LXXXI

EL CUERPO ES UN MEDIO DE COMUNICACIÓN

Mi cuerpo tiene un circuito
por el que la sangre fluye,
y con su sabia construye
este instrumento bendito
que me pongo y que me quito
para que me comunique:
mi cuerpo no es un tabique
que me separe de mí,
es lo que me acerca a ti
cuando el cuerpo sacrifique...

...triunfando, en su sacro oficio,
las virtudes sobre el vicio.

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima LXXX

LA INOSENCILLA

Que viva la sencillez,
que es capaz y capataz
de hacer triunfar a la paz
una y otra y otra vez;
que viva la candidez
del corazón y su voz,
que disipa el monstruo atroz
con la fuerza de su luz,
y al humano con su cruz
lo resucita veloz...

¡Por eso de la feliz
sencillez soy aprendiz!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima LXXIX

¡LA VOX DE LA DECENCIA!

¡Qué vergüenza de bikini
dentro del televisor!
¡Franco, vuelve, por favor,
y dale caña a esa nini!
¡Tanta prenda sexy y mini,
tanta juerga y carnaval
hacen daño a la moral
y que se desequilibre
esta España grande y libre
que defiende el Abascal!

¡Escucha, Vox, mi reproche
y lapida a la Pedroche!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima LXXVIII

DÓCIMA DEL MARICA DE TERCIOPELO

Marica de terciopelo,
gregario y simple urbanita
que en su ghetto mariquita
llega al infierno y al cielo,
sal afuera y alza el vuelo
con las plumas de colores
de tus alas, sin temores,
y abre en las selvas tu pecho,
por variar, donde ni hay techo
ni las macetas son flores.

¡Y es allí donde este insecto
es, como todos, perfecto!

Jesús María Bustelo Acevedo

Dócima LXXVII

DÓCIMA DEL CIUDADANO SÉ VILLANO

Sé villano,
de la villa
más sencilla;
sé, paisano,
soberano
del paisaje
donde encaje
tu portento
y sentimiento
sin ultraje.

Ciudadano,
¡sé villano!

Jesús María Bustelo Acevedo